Óscar Clavell: «Yo, la corrupción la detesto muchísimo; nos ha hecho mucho daño a todos los partidos»

El diputado del PP por Castellón Óscar Clavell, procesado por prevaricación, malversación y fraude y cuyo nombre irrumpió en las negociaciones entre PP y Ciudadanos para el pacto de investidura, ha asegurado que la corrupción ha hecho «mucho daño» a los partidos y la detesta «muchísimo».


En una entrevista concedida a EFE, el exalcalde de La Vall d'Uixó (Castellón) ha considerado que su caso «está zanjado» una vez el partido que lidera Albert Rivera tiene la documentación para diferenciar entre un caso de corrupción política y el suyo, «que es puramente administrativo».


«Yo, la corrupción la detesto muchísimo; nos ha hecho mucho daño a todos los partidos. Cualquier persona que utilice su cargo público o político para enriquecerse ilegalmente debería abandonar de manera inmediata su cargo; no es mi caso, todo lo contrario», ha asegurado.



El pasado mes de febrero un juzgado de Nules procesó a Clavell por prevaricación, malversación de caudales públicos y fraude tras apreciar indicios de delito en el pago de casi 707.000 euros en facturas de la empresa de limpieza viaria cuando ejercía de alcalde en funciones, «pese a que la responsable técnico de la ejecución del servicio» advirtió que «no se estaba ejecutando correctamente».


Clavell ha recordado que el propio vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha resumido de forma gráfica su caso al decir que «no es lo mismo meter la mano que meter la pata».


«Como no he metido la mano, no he robado nada, no estoy hablando de enriquecimiento ilícito y por tanto, no estoy hablando de corrupción política. Ciudadanos ha dicho que no va a pedir la cabeza de Óscar Clavell y no considera que sea un inconveniente» para el pacto de investidura, ha agregado.


No obstante, ha insistido, como en los últimos días, en que si de él depende que haya gobierno de España, «no será el problema» aunque «no cree» ser el que impide el éxito de las negociaciones para la investidura del líder del PP, Mariano Rajoy, y la formación de gobierno.


«No creo porque, cogiendo las declaraciones de Ciudadanos, no las del PP, han sabido diferenciar entre ambos casos y han dicho que el mío no tiene nada que ver con la corrupción política», ha añadido.


Según Clavell, «Ciudadanos quería saber de manera razonable lo que había pasado» en su caso y, «una vez lo ha sabido, considera» que el diputado del PP no es «ningún problema».



Óscar Clavell ha hablado con el presidente provincial del PP de Castellón, Javier Moliner, con la presidenta del partido en la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, y con personas de su partido presentes en la mesa de negociación con Ciudadanos, y, según ha asegurado, le han expresado su apoyo «totalmente».



Sobre su caso, ocurrido en diciembre de 2010, Clavell ha explicado que pagó las facturas «para que cuarenta trabajadores pudieran cobrar sus nóminas».


«Cuarenta trabajadores que durante seis meses seguidos, sin interrumpir su trabajo un segundo, estaban sin cobrar» unas nóminas «vitales» para sus familias, ha justificado.


El diputado ha añadido que, además, había «una amenaza de huelga» del servicio de basuras en plena campaña de Navidad y como alcalde «no podía consentir que la ciudad estuviese sucia y que hubiese familias que estuviesen pasando penuria por no cobrar su salario».


«Después de tomar esa decisión hay ocho sentencias de ocho, el cien por cien, que dan la razón a la decisión que yo tomé. Una de ellas obliga al Ayuntamiento a pagar los intereses de demora sobre esas facturas. Si un juez no reconoce como correctas el principal de aquellas facturas es imposible que obligue a pagar esos intereses», ha concluido.
Read The Rest at : ABC.es

Top News