Castillos emblemáticos

Viajar en el tiempo y volver a un pasado congelado en la Edad Media aún es posible en ciertos rincones de la geografía de la Comunidad. No es casualidad que en Castilla y León, la tierra de los castillos, se levanten desde hace siglos inquebrantables muros de piedra, testigos de un pasado glorioso en el que España se sostenía en estos reinos. Hoy son historia, pero también futuro, al que han sabido mirar con nuevas y variadas propuestas. Visitar y hacer una ruta por los castillos que ladean los diferentes caminos que recorren los páramos es una maravillosa alternativa que mezcla belleza, poderío y riqueza.


Para comenzar este viaje puede elegirse como punto de partida uno de los monumentos más destacados de la ciudad de Segovia. No es difícil adivinar que se trata de su Alcázar, situado entre dos ríos y con forma de barco que le ha dado notoriedad como uno de los más distintivos de toda Europa. Rumbo al norte y sin salir de la provincia se llega a Coca, uno de los castillos mejor conservados de estilo gótico-mudéjar y un tamaño imponente que llena la mirada de cualquier visitante.


Valladolid y su castillo de Peñafiel invitan a disfrutar de su Museo Provincial del Vino y de esta fortaleza medieval considerada Monumento Nacional y referente del enoturismo en todo el país. Ya en León, es posible sentirse como un templario en Ponferrada, con su estilo irregular, y origen posiblemente celta, esta fortificación fue sede en el siglo XXII de la congregación que a día de hoy más envuelve un halo de magia y misterio.



Escoger una selección no es fácil, y tampoco lo es, desde luego, terminar con ella. El Castillo del Buen Amor, en la provincia de Salamanca, será un buen punto y final para esta ruta . Situado en el término municipal de Topas y su emplazamiento de estilo renacentista es perfecto para decir hasta luego, sólo por el momento, a la España medieval.


Riqueza cultural
No es casual que Castilla y León sea, desde el año 2014, la comunidad con más bienes considerados Patrimonio de la Humanidad, siendo la potencia más importante a nivel nacional. La Unesco ha declarado ocho puntos como Patrimonio Mundial: El Camino de Santiago, la Catedral de Burgos, los yacimientos de la Sierra burgalesa de Atapuerca, el monumento natural de Las Médulas en León, las ciudades de Ávila, Salamanca, Segovia y los yacimientos arqueológicos de Siega Verde (Salamanca).


Además, un conjunto de más de 300 castillos y 400 museos, a los que se suman 23.000 yacimientos arqueológicos se añaden a esta riqueza. Al alcance de la mano se encuentran tesoros que quizá aún ni se llegan a imaginar.
Read The Rest at : ABC.es

Top News